Bienvenido a Fucavi

Acerca de la Fundación

Personería Jurídica Otorgada por el Gobierno de la Provincia de Córdoba en 1988 Resolución “202/88”

FUCAVI es una organización no gubernamental dedicada a la capacitación desde el coaching ontológico, a la concientización ambiental y a la solidaridad.

Está conformada por profesionales y emprendedores interdisciplinarios abocados a la tarea de contribuir al surgimiento de una Argentina con más equidad.

Nuestros ideales, tomados de la Revolución Francesa, unifican la igualdad, la libertad y la fraternidad.

Justamente, desde la fraternidad, y utilizando el paradigma del coaching ontológico constructivista, sistémico y biocéntrico, bregamos por construir, difundir e instaurar el FRATERNALISMO, una nueva manera de vivir como hermanos, volviendo a nuestro origen biológico y social. Y todo para el bienestar de la gente y la grandeza del país.

Contactanos

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

UNA PROPUESTA EJECUTABLE

La fundación CALIDAD DE VIDA fue creada en 1988. Los fundadores,  profesionales y gremialistas, tuvieron como objetivo y deseos, COLABORAR EN FORMA PERMANENTE con el País. En este marco genérico, editamos un libro, el cual plantea una forma de pensar, actuar, trabajar y acumular capital, con un criterio FRATERNALISTA. Esto nos surgió, pues es la palabra olvidada del pronunciamiento de la Revolución Francesa: LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD.

Creemos, sin duda que la situación actual del país, debe dirigirse a un pensamiento global de aporte y colaboración intelectual que conlleve a un criterio uniforme, de ver a la ARGENTINA, como un conjunto de HERMANOS (fraternidad) trabajando con un solo objetivo, la GRANDEZA DE LA PATRIA.

En este marco, luego de la investigación de un grupo de profesionales encabezados por el Cr. Eduardo Felipe Giaimo, con el acompañamiento del Cr. Miguel Ángel Macaluso, El Abogado Eduardo Alberto Giaimo, el Ingeniero Esteban Macaluso, el Dr. Germán Oberti y el Cr. Fabián Argentino, le acercamos la idea de crear DOS BANCOS, que unifiquen la riqueza y la economía futura del país, con el concepto de que, ante la gravedad de la crisis, actuemos como una familia, enfrentando las dificultades, sin menoscabo de quienes aportan más, y en qué momento lo hacen, pues el concepto de HERMANOS ARGENTINOS, nos hace a todos iguales, con los mismos derechos y obligaciones.

Por un lado, el BANCO DE INVERSIONES MINERAS, tendría bajo su potestad todo el subsuelo de los minerales del país, con el objeto, en primera instancia, de cobrar y concentrar todas las regalías mineras actuales en MINERAL REFINADO, de los proyectos que actualmente se exploten, sin modificar la base impositiva que tuvieron al momento de la aprobación de la explotación, pero con la salvedad de que no sería en PESOS, sino en LINGOTES, o mineral refinado que corresponda a los fines de su comercialización, articulado que la Ley de Regalías actualmente permite. Además, y como segundo concepto, activar en la Banco todas las minas en manos públicas y privadas. Las privadas, que dentro de los 2 años de la creación del Banco no hubiesen iniciado la explotación, pasarían como activos del Banco Minero. Este Banco tendría un encaje inferior al de los bancos comerciales, toda vez que no actuaría como tal, sino como un BANCO ADMINSITRADOR DE ACTIVOS, cuyos Directores sería designados por la Presidencia de la Nación, a sugerencia de las Provincias, con la idoneidad y probidad similar a la que se necesita para ser presidente o director del Banco Central.

Estos conceptos enunciados de colaboración y de unificación del catastro minero, de innovación y tecnología, de elaborar una mesa del LITIO DE LOS SALARES, etc., han sido aceptados y firmados por todas las provincias mineras y no mineras en el NUEVO ACUERDO FEDERAL MINERO (de fecha 13/06/17, el cual se acompaña), que no tiene a la fecha, conclusión definitiva, pero si enunciados concretos, que coinciden con la definición inicial que hemos planteado, TODOS LOS ARGENTINOS UNIDOS, TRABAJANDO Y APORTANDO lo que es de nuestra propiedad, vale decir LOS RECURSOS MINEROS, a un objetivo común, que trascienda a las generaciones futuras.

Este Banco creado con este concepto actuaría, a nuestro entender, hacia el exterior e internamente como una institución de resguardo y garantía que, de forma inmediata, eliminaría los conceptos de RIESGO que aún perduran, reflejando que los objetivos de este PAÍS son de grandeza y reivindicación de su historia.

Por otro lado, el BANCO DE HIDROCARBUROS DE LA NACIÓN, tendría un mecanismo financiero interno, pues el concepto de su creación tiene que ver con un concepto financiero básico, el cual es la UNIFICACIÓN DE LOS RECURSOS Y SU ADMINSITRACIÓN, en circunstancias de crisis, en un solo ente, pues el poder de planificación, gestión y endeudamiento, tienen una relación directa con el devengamiento de pago y la proyección de la explotación de los pozos petrolíferos / gasíferos, los cuales superan ampliamente los 10 años.

Se acompaña como ANEXO I el cobro y la evolución de las regalías PETROLEO CRUDO y GAS de los últimos 20 años en U$S. (60.000.000.000.- de dólares.) La sola cifra estadísticas y oficiales, nos demuestran que, afectados estos fondos en una planificación unificada podrían, por ejemplo, FINANCIAR LA TASA DE INTERES DE CRÉDITOS HIPOTECARIOS DE LOS BANCOS COMERCIALES, subsidiándole al tomador del crédito la tasa diferencial, de un sector de la economía que es multiplicador de la industria, o transformar a todo el NOA en un gran parque FOTO VOLTAICO, lo cual eliminaría el costo de la electricidad y del gas. Estas son solo dos sugerencias, entre un abanico que el Gobierno Nacional, el Congreso  y el Ministerio de Economía podrían plasmar.

Estos conceptos se encuentran al margen del planteo económico actual, ya que no provienen ni de la aplicación de impuestos, tasas y/o contribuciones, no modifican el PRESUPUESTO, pero inciden altamente en la REACTIVACIÓN ECONÓMICA, en una planificación a 5 años, como mínimo.

A los fines ilustrativos, se acompaña un borrador de proyecto de Ley del Banco Hidrocarburífico.
Tengo el honor de dirigirme al Sr. Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri, elevando a vuestra consideración el adjunto proyecto de Ley por el que se propicia la creación del BANCO DE HIDROCARBUROS DE LA NACIÓN, a fin de encuadrarla en los objetivos primordiales para el cual se promueve su creación.

Mediante este nuevo Instrumento, se busca estructurar una institución que tenga como objetivo principal el apoyo al DESARROLLO DE LA INSDUSTRIA HIDROCABURIFICA y sus derivados, especialmente en el sector privado, mediante el financiamiento de proyectos y programas que reúnan condiciones económica, financieras y técnicas satisfactorias, con la debida ponderación en cada caso de su incidencia sobre la economía nacional, regional, y del país en general, a fin de generar, principalmente. Los recursos adicionales con el objeto de hacer frente al pago de la deuda externa, con recursos extraordinarios provenientes de lo que será en forma inmediata una fuente de ingresos real y netas para la Nación.

Asimismo, y mediante la administración de los recursos de la regalías de hidrocarburos, se prevé que el Banco podrá apoyar el financiamiento de programas especiales, proyectos e infraestructura económica y de interés general. A su vez, los convenios especiales, también previstos en el proyecto permitirán que el Banco, como órgano auxiliar del servicio del Tesoro Nacional,  actuando por cuenta y orden del Gobierno Nacional y/o Nación, pueda celebrar contratos y operaciones con instituciones del exterior, a fin obtener financiamiento de los grandes proyectos de inversión de la Nación y sus regiones.

En la constitución de su Directorio, se promueve la agilidad, calidad e idoneidad de los miembros de este órgano, y de profesionales encargados de la operatoria del Banco.

BANCO DE HIDROCARBUROS DE LA NACIÓN

 

CAPITULO I

Naturaleza y objeto

ARTICULO 1º – Crease el Banco de Hidrocarburos Nacional, como una entidad autárquica del Estado Nacional con autonomía presupuestaria y administrativa, que se integra al sistema bancario oficial. Se regirá por las disposiciones de la presente ley y demás normas legales vigentes, coordinando su acción con las políticas económica, financiera y de promoción que establezca el Poder Ejecutivo Nacional.

ARTICULO 2º – La Nación Argentina garantiza las operaciones del Banco.

Objeto

ARTICULO 3º – El Banco de Hidrocarburos tendrá como objeto primordial la administración de todos los ingresos provenientes de la explotación de hidrocarburos de la Nación, a partir de la sanción de la presente Ley, a cuyo fin administrará estos fondos y los que obtenga por su administración financiera, a lo determinado en materia económica y financiera que determine el Poder Ejecutivo de la Nación, conjuntamente con el Directorio del Banco.

Para su mejor cumplimiento:

  1. a) Fomentará y promoverá a la pequeña y mediana empresa instalada y/o que se radique en la Nación o en las provincias hidrocarburificas vinculadas a la actividad de explotación de hidrocarburos o al desarrollo de nuevas tecnologías destinadas a la obtención y optimización de productos y/o sub productos provenientes de la utilización de hidrocarburos;
  2. b) Contribuirá al fomento y promoción de las actividades comerciales de carácter turístico que genere y amplíe la oferta laboral de este rubro;
  3. c) Estimulará la concreción de proyectos de inversión, identificando oportunidades y proveyendo apoyo y asesoramiento durante su desarrollo dentro del rubro objeto de la presente Ley;
  4. d) Promoverá y apoyará el comercio exterior, realizando todos los actos, y operaciones coadyuvantes al logro de las metas que en la materia determine el Gobierno Nacional;
  5. e) Apoyará el desarrollo de actividades de investigación científica y técnica aplicadas a la industria de hidrocarburos;
  6. f) En todas sus operaciones y financiamientos, se trate de proyectos privados o públicos, seguirá iguales criterios y niveles de exigencias técnicas, financieras y económicas.

CAPITULO II

Domicilio

ARTICULO 4º – El domicilio legal del banco es el de su casa central en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ARTICULO 5º – El banco puede crear sucursales, agencias, delegaciones, oficinas u otras representaciones, transitorias o permanentes, fijas o móviles, en el país, con ajuste a lo previsto en la ley de entidades financieras y normas concordantes.

CAPITULO III

Capital, utilidades y recursos

ARTICULO 6º – El capital del banco asciende a $ 140.000.000 (ciento cuarenta millones de pesos).

El Poder Ejecutivo Nacional podrá ampliarlo en la medida que sea necesario para el cumplimiento de las funciones del banco.

ARTICULO 7º – El directorio podrá incrementar el capital del banco con aportes provenientes de:

  1. a) Utilidades y reservas que destine a tal objeto;
  2. b) Revalúos contables que apruebe;
  3. c) Recursos que con tal objeto le asigne especialmente el gobierno Nacional.

ARTICULO 8º – De las utilidades líquidas y realizadas que resulten al cierre de cada ejercicio, una vez efectuadas las amortizaciones y deducidos los castigos, previsiones y provisiones que el directorio juzgue convenientes, se destinará:

  1. a) El veinte por ciento (20 %) como mínimo para el fondo de reserva general;
  2. b) El remanente, a aumentar el capital, y a los demás fines y reservas especiales que determine el Directorio.

ARTICULO 9º – El banco dispondrá para el cumplimiento de sus fines de los siguientes recursos:

  1. Su propio capital y reservas;
  2. Los obtenidos por la administración y aplicación de las regalías por hidrocarburos por cualquier concepto de acuerdo a las leyes vigentes o a las que se crearen en el futuro, y que sean de aplicación en la Nación
  3. c) Los depósitos que reciba;
  4. d) El producto de la colocación de bonos, obligaciones u otros títulos valores que emita en moneda nacional o extranjera;
  5. e) El producido de la emisión de certificados de participación en sus carteras de préstamos, valores mobiliarios e inversiones directas;
  6. f) Los créditos que obtenga de instituciones bancarias o financieras del país o del exterior y de organismos internacionales;
  7. g) El producido de sus operaciones y la recuperación de sus carteras;
  8. h) Los fondos que el Estado Nacional asigne para programas generales, especiales o con destino de proyectos específicos de viviendas o de acción social;
  9. i) Los recursos obtenidos por cualquier otro medio previsto en la ley de entidades financieras.

CAPITULO IV

Gobierno

ARTICULO 10. – El banco estará gobernado por un directorio compuesto por un presidente, un vicepresidente y tres directores, todos los cuales deberán ser argentinos nativos o por opción o naturalizados con no menos de diez años de ejercicio de la ciudadanía.

ARTICULO 11. – El presidente, vicepresidente y los directivos serán designados por el Poder Ejecutivo Nacional y durarán cuatro años en sus funciones, no pudiendo ser reelegidos, a propuesta de las provincias hidrocarburificas y de la Nación.

ARTICULO 12. – El presidente, vicepresidente y directores deberán ser personas de reconocida idoneidad en materia técnica, económica y financiera. Los directores deberán representar equilibradamente los distintos sectores, actividades que configuran el quehacer financiero, económico e industrial de las provincias y del país.

ARTICULO 13. – Si alguno de los integrantes del directorio falleciera o renunciara, o en alguna otra forma dejara vacante su cargo antes de terminar el período para el cual fue designado, se procederá a nombrar a su reemplazante para completar el período en la forma establecida en el artículo 11.

ARTICULO 14. – El vicepresidente ejercerá las funciones del presidente en caso de ausencia o impedimento de éste o vacancia del cargo. Colaborará con el presidente en la supervisión de la administración del banco y coordinará las tareas del directorio de cuyas comisiones será miembro nato. Además, desempeñará las funciones que el presidente, dentro de las propias, le asigne.

ARTICULO 15. – Anualmente el directorio elegirá entre sus miembros un vicepresidente segundo, quien actuará en caso de ausencia o impedimento del presidente y vicepresidente o de vacancia de dichos cargos, hasta tanto éstos fueran cubiertos según lo dispuesto en el artículo 11.

ARTICULO 16. – No podrán desempeñarse como miembros del directorio:

  1. a) Los alcanzados por las inhabilidades previstas en la ley de entidades financieras, o que carezcan de una reconocida solvencia moral;
  2. b) Los empleados o funcionarios de cualquier repartición del gobierno Nacional y los que tuvieran otros cargos o puestos remunerados en cualquier forma, que dependiesen directa o indirectamente del gobierno nacional, provincial o municipal.
  3. c) Los que formen parte de cuerpos legislativos o judiciales, ya sean nacional, provincial o municipal.

ARTICULO 17. – Las retribuciones de los integrantes del directorio del banco serán las que fije el Poder Ejecutivo Nacional.

Presidente

ARTICULO 18. – El presidente del directorio del banco hará cumplir las disposiciones de esta carta orgánica, demás normas legales y reglamentarias, cuya ejecución corresponda al banco y las normas internas que la institución establezca.

Al presidente le corresponde:

  1. a) Ejercer la representación legal del banco;
  2. b) Dirigir la administración del banco;
  3. c) Actuar en representación del directorio y presidir sus reuniones;
  4. d) Designar a los miembros del directorio que integrarán las comisiones de dicho cuerpo;
  5. e) Proponer al directorio la designación del gerente general, subgerente/s general/es y gerentes departamentales del banco;
  6. f) Nombrar, trasladar, promover, sancionar y remover a los funcionarios y empleados del banco, de acuerdo con las normas que dicte el directorio, dándole posterior cuenta de las resoluciones adoptadas;
  7. g) Contratar personal por tiempo determinado para tareas de asesoramiento o para la prestación o ejecución de servicios. En ningún caso podrá asignarse a este personal funciones de orden jerárquico;
  8. h) Resolver con el vicepresidente o quien haga sus veces y un director o juntamente con dos directores, asuntos reservados al directorio, cuando lo exijan razones de urgencia y fundamentándolo en cada caso. Dará cuenta al cuerpo en la primera sesión que se celebre, de las resoluciones adoptadas en esta forma. De la misma facultad gozará quien lo reemplace en el ejercicio de la presidencia;
  9. i) Asumir la representación de la institución y otorgar los poderes necesarios para la representación legal del banco;
  10. j) Actuar y resolver en todos aquellos asuntos que no estuvieran expresamente reservados a la decisión del directorio.

El ejercicio de las facultades a que se refieren los incisos f) y g) del presente artículo, podrá ser delegado en el Vicepresidente.

Directorio

ARTICULO 19. – Al directorio le corresponde:

  1. a) Aprobar las políticas y programas del banco y orientar su labor de acuerdo con las políticas económica, financiera y de promoción que dicte el Poder Ejecutivo Nacional;
  2. b) Establecer de acuerdo con lo anterior y las disposiciones del Banco Central de la República Argentina las normas para la gestión económica y financiera del banco, fijar las modalidades y condiciones para la administración de los fondos especiales, todo esto con un encaje del 30% de lo que se aplica a los bancos comerciales;
  3. c) Determinar las modalidades y condiciones de las operaciones del banco y fijar las tasas de intereses, descuentos, comisiones y plazos para las operaciones, dentro de las directivas que dicte el Banco Central de la República Argentina;
  4. d) Fijar y aprobar anualmente el presupuesto de sueldos, gastos e inversiones, cálculo de recursos y plan de acción del banco, elevándolos al Ministerio de Economía para su conocimiento;
  5. e) Establecer el régimen de compraventa, obras, locación y servicios y demás contrataciones a que se ajustará el banco y el régimen de subvenciones y donaciones;
  6. f) Establecer la organización funcional del banco y dictar el reglamento interno, así como también las normas administrativas y contables;
  7. g) Crear y clausurar sucursales, agencias, delegaciones, oficinas y otras representaciones en el país y en el exterior con ajuste a lo establecido en el artículo 5º. Establecer y suprimir corresponsalías y designar corresponsales;
  8. h) Dictar los estatutos, normas y condiciones de funcionamiento y operatividad de las filiales en el exterior y el régimen de remuneraciones del personal argentino o extranjero que actúe en ellas debiendo tener en cuenta, en lo pertinente, la legislación, modalidades bancarias y los usos y costumbres del respectivo país;
  9. i) Establecer el plan de adquisición y venta bajo cualquier régimen de propiedad de los inmuebles necesarios para la gestión del banco, como también para su construcción y refección afectándolos total o parcialmente a su uso y enajenando la parte no utilizada;
  10. j) Fijar el régimen de adquisición de bienes en defensa de los créditos del banco, de su reparación, conservación y enajenación;
  11. k) Aprobar anualmente el balance general del banco, la cuenta de ganancias y pérdidas y la memoria, todo lo cual será elevado al Poder Ejecutivo nacional para su conocimiento y dado a publicidad, en concordancia con lo señalado en el artículo 25.

Establecer las amortizaciones, castigos, provisiones y previsiones de cada ejercicio y fijar las sumas que se destinarán a aumentar el capital, conforme con lo previsto en el artículo 8º, los aportes a los fondos especiales autorizados por el capítulo IX y para tender los programas de prestaciones asistenciales y ayuda social al personal del banco;

  1. l) Nombrar al gerente general, subgerentes generales y gerentes departamentales del banco, a propuesta del presidente;
  2. ll) Dictar el estatuto del personal del banco reglamentando todo lo atinente a las condiciones de su ingreso, estabilidad, retribución, promoción, prestación social y asistencial, capacitación, régimen disciplinario, licencias, incompatibilidades y separación;
  3. m) Conceder quitas, y decidir renuncias de derechos;
  4. n) Determinar el número de comisiones de directorio, fijar su competencia y reglamentar su funcionamiento. Las funciones mencionadas son meramente enunciativas y no impiden la ejecución de cualquier otro acto que haga los fines de la institución, siendo intérprete de esta carta orgánica para el mejor cumplimiento de su mandato y de los objetivos del banco.

ARTICULO 20. – Anualmente a más tardar en la última reunión del directorio que se celebre en el mes de noviembre, deberá quedar aprobado el plan de acción a corto y mediano plazo, a desarrollar por el banco a partir del primero de enero del año siguiente.

ARTICULO 21. – El presidente o quien lo reemplace, convocará a las reuniones del directorio por lo menos una vez cada quince días o cuando lo soliciten tres de sus miembros o el síndico.

En las reuniones, tres miembros y el presidente o quien lo reemplace, formarán quórum y las resoluciones serán adoptadas por simple mayoría de votos de los presentes, a excepción de aquellos asuntos que no cuenten con la aprobación previa de las instancias administrativas, correspondientes en cuyo caso se requerirán las dos terceras partes de los votos de los presentes. En caso de empate, quien ejerza la presidencia tendrá doble voto, el voto es obligatorio para todos los miembros del directorio, salvo excusación fundamentada y aceptada por dicho cuerpo.

ARTICULO 22. – Toda resolución del directorio que infrinja el régimen legal del banco, el régimen de entidades financieras o las disposiciones del Banco Central de la República Argentina hará responsables personal y solidariamente a sus miembros, a excepción de aquellos que hubieran hecho constar su voto negativo.

Igualmente, serán responsables de la misma forma el gerente general, los subgerentes generales y el síndico cuando no hubiesen manifestado su oposición o disidencia en el acta de la sesión respectiva.

CAPITULO V

Administración

ARTICULO 23. – La administración del banco será ejercida por intermedio del gerente general y de los subgerentes generales, todos los cuales deberán ser argentinos, nativos o por opción o naturalizados con no menos de diez años de ejercicio de la ciudadanía, poseer reconocida idoneidad en materia bancaria, técnica y económica, no hallarse comprendido en las inhabilidades contempladas en el artículo 16 y no desempeñar otro cargo remunerado.

El directorio designará, a propuesta del presidente, el subgerente o subgerentes generales a quienes les corresponderá desempeñar las funciones del gerente general en caso de ausencia, impedimento o vacancia del cargo.

ARTICULO 24. – El gerente general y los subgerentes generales son los asesores del presidente, del vicepresidente y del directorio. En ese carácter asistirán a las reuniones del directorio con voz pero sin voto.

La gerencia general es responsable del cumplimiento de las normas, reglamentos y resoluciones del directorio y del presidente, para cuya aplicación podrá dictar las disposiciones que fueren necesarias.

El gerente general y los subgerentes generales, en su caso, mantendrán informado al presidente sobre la marcha del banco. Sólo podrán ser separados de sus cargos por mal desempeño o haber incurrido en alguna de las inhabilidades previstas en la ley de entidades financieras.

CAPITULO VI

Cuentas y estados

ARTICULO 25. – El ejercicio financiero del banco será anual y se cerrará el 31 de diciembre. En el plazo que fijen las normas vigentes en la materia para las entidades financieras el banco hará llegar al Banco Central de la República Argentina su balance general y su cuenta de ganancias y pérdidas y los publicará dentro del término y conforme a lo que estipulen dichas normas poniéndolo asimismo en conocimiento del Poder Ejecutivo Nacional.

ARTICULO 26. – El banco publicará trimestralmente, previo examen del síndico, el estado de su activo y pasivo mostrando las principales cuentas de su balance.

CAPITULO VII

De la fiscalización

ARTICULO 27. – La observancia por parte del banco de las disposiciones de esta carta orgánica y de las demás leyes, decretos, resoluciones y disposiciones que le sean aplicables será fiscalizada por un síndico designado por el Poder Ejecutivo Nacional, de un sorteo que se realizará en la Auditoria General de la Nación.

El síndico, que ejercerá los controles de legitimidad y régimen contable deberá ser abogado, doctor en ciencias económicas o contador público nacional y reunir las demás condiciones exigidas para los directores. Durará dos años en sus funciones no pudiendo ser reelegido.

En caso de fallecimiento, renuncia o impedimento del síndico o vacancia del cargo, se nombrará a su reemplazante para completar el período que corresponda, bajo el procedimiento del Artículo 27.

El síndico percibirá por sus tareas la remuneración que fije el Poder Ejecutivo Nacional.

ARTICULO 28. – Las funciones del síndico son:

  1. a) Efectuar los arqueos, controles, revisiones y verificaciones que estime necesarios sobre los aspectos operativos, contables, presupuestarios y administrativos con vista a comprobar que los actos y disposiciones del banco se ajusten a las normas legales y reglamentarias pertinentes. Acompañará con su firma los balances de fin de ejercicio y los estados generales de ganancias y pérdidas;
  2. b) Concurrir a las reuniones del directorio del banco en las que participa con voz pero sin voto;
  3. c) Solicitar la convocatoria del directorio cuando resulte necesario para la consideración de asuntos vinculados con el cumplimiento de sus funciones;
  4. d) Informar al directorio y al Poder Ejecutivo Nacional y Provincial, sobre la gestión operativa de la institución.

CAPITULO VIII

Operaciones

ARTICULO 29. – El banco realizará por sí o con la participación de otras entidades locales o del exterior, todas las operaciones propias de la banca, como también otras operaciones o servicios necesarios para el cumplimiento de sus objetivos.

Podrá en especial:

  1. a) Recibir toda clase de depósitos a la vista y a plazo;
  2. b) Captar recursos en cuentas especiales;
  3. c) Emitir bonos y otras obligaciones, certificados de participación y títulos valores en general, en el país y en el exterior, en moneda nacional o extranjera, con acuerdo del Banco Central de la República Argentina y autorización del Ministerio de Economía;
  4. d) Obtener créditos en el país y del exterior y actuar como intermediario de créditos obtenidos en moneda nacional o extranjera;
  5. e) Otorgar créditos a largo, mediano y corto plazo;
  6. f) Otorgar créditos de fomento para la investigación técnico-científica aplicada a la industria y desarrollos de hidrocarburos, y la contratación de estudios sobre las mismas materias;
  7. i) Acordar fianzas, avales y otras clases de garantías en moneda nacional o extranjera;
  8. j) Adquirir bienes de capital, tecnología y patentes para su locación o venta por opción a empresas industriales y de hidrocarburos;
  9. k) Actuar como fideicomisario de fondos recibidos para invertirlos por cuenta y riesgo de sus comitentes en la promoción y financiación de proyectos que hagan a su objeto;
  10. l) Otorgar y aceptar mandatos relacionados con sus operaciones, ejercer fideicomisos en general, actuar como depositario de fondos comunes de inversión y administrar carteras de títulos valores. Designar directores, síndicos, fideicomisarios o auditores en las empresas o consorcios en que participe;
  11. ll) Comprar, vender, suscribir, pre financiar, integrar o garantizar la integración de títulos valores, pudiendo actuar como agente colocador en forma directa o en consorcio. Recibir títulos valores y documentos en custodia y arrendar cajas de seguridad;
  12. m) Intervenir en negocios relativos al comercio exterior y operar en cambios;
  13. n) Promover la formación de consorcios que tengan por objeto desarrollar y fomentar las exportaciones argentinas de hidrocarburos y otros. Participar en ellos o en los existentes con entidades financieras nacionales y otros entes públicos o privados, tanto en el país como en el exterior, participando también con entidades extranjeras o internacionales, previa opinión del Banco Central de la República Argentina y autorización expresa del Ministerio de Economía;

ñ) Promover la formación de empresas en el exterior a los fines de facilitar la exportación de bienes, en la que podrá participar, previa opinión del Banco Central de la República Argentina y autorización expresa del Ministerio de Economía, mediante el aporte de bienes de capital, suscripciones, integración de acciones, debentures o cualquier otra clase de títulos valores y otorgamiento de financiación;

  1. o) Comprar, vender y administrar, con la previa opinión del Banco Central de la República Argentina y autorización expresa del Poder Ejecutivo Nacional, activos en el interior y exterior en tanto dichas operaciones se vinculen al fomento o financiación del comercio exterior;
  2. p) Brindar los servicios necesarios para facilitar el desarrollo de los negocios de comercio exterior encarando su acción dentro de las políticas internacionalmente competitivas;
  3. q) Concertar acuerdos de complementación financiera, asistencia técnica, o de servicios con entidades públicas o privadas locales o del exterior;
  4. r) Realizar actividades de asistencia, cooperación técnica para la preparación y ejecución de proyectos vinculados con los objetivos del banco y prestar asesoramiento a las empresas industriales o de hidrocarburos;
  5. s) Ejercer el control de gestión de los proyectos en que intervenga o financie, a fin de asegurar el cumplimiento de los objetivos a que ellos respondan;
  6. t) Actuar como corresponsal, agente o representante de otros bancos o entidades financieras del país o del exterior, canalizando por su intermedio operaciones de crédito interno o externo;
  7. u) Efectuar inversiones transitorias en títulos públicos que se coticen en bolsa hasta el 10 % de su capital y reservas libres;
  8. v) Establecer sistemas promocionales de comercialización de hidrocarburos;
  9. w) Realizar todo tipo de operaciones autorizadas a los bancos comerciales y de inversión y en general las correspondientes a las demás entidades financieras, en este caso previa autorización del Banco Central de la República Argentina.

CAPITULO IX

Fondos Especiales

ARTICULO 30. – El banco podrá administrar fondos especiales para el financiamiento de programas especiales y proyectos de infraestructura económica de interés general previa disposición expresa del Poder Ejecutivo Nacional.

Estos fondos podrán ser utilizados para otorgar créditos o garantías con plazos más extensos, mayores períodos de gracia y más bajas tasas de interés que las aplicadas por el Banco para sus operaciones ordinarias, cuyas exigencias técnicas, financieras y económicas deberán aplicarse a fin de un desarrollo sustentable y permanente en la Nación.

ARTICULO 31. – El banco establecerá las normas y reglamentaciones especiales que sean necesarias para la administración de los recursos de cada fondo especial.

ARTICULO 32. – Los recursos de estos fondos se constituirán con:

  1. a) Afectación de utilidades líquidas y realizadas, conforme lo autoriza el art. 8º. Inc. b) de esta carta orgánica;
  2. b) Recursos que con tal objeto le asigne especialmente el Gobierno Nacional;
  3. c) Recursos que con tal objeto se convengan con gobiernos provinciales o municipales;
  4. d) Créditos en condiciones de fomento que obtenga de instituciones financieras del país o del exterior y de organismos internacionales;
  5. e) Aportes especiales de entidades nacionales, extranjeras o internacionales, donaciones y subsidios;
  6. f) Fondos recibidos en fideicomiso para tal objeto;
  7. g) Recuperos y utilidades de las operaciones de los fondos especiales.

ARTICULO 33. – Los recursos especificados en el artículo 36 ingresarán en los fondos especiales en las condiciones convenidas al establecerse cada fondo y no podrán ser usados en ninguna forma incompatible con aquéllas o con el objeto y funciones del banco.

ARTICULO 34. – Ninguna operación correspondiente a fondos especiales podrá ser efectuada con recursos provenientes del capital o reservas del banco o de fondos obtenidos o captados por el banco para su inclusión en las operaciones ordinarias.

ARTICULO 35. – Los convenios constitutivos de fondos especiales y sus reglamentaciones deberán ser compatibles con las disposiciones de esta carta orgánica.

ARTICULO 36. – Los fondos especiales serán administrados, usados, comprometidos, invertidos o de cualquier forma dispuestos en forma totalmente separada de las demás operaciones ordinarias del banco y cada fondo especial, sus recursos y contabilidad será llevado totalmente separado de cualquier otro fondo especial.

El capital y reservas del banco y sus recursos ordinarios no podrán ser utilizados para descargar pérdidas u obligaciones provenientes de operaciones de cualquier otro fondo especial.

Los recursos de los fondos especiales no podrán ser utilizados para descargar pérdidas u obligaciones provenientes de operaciones u otras actividades del banco, financiadas con recursos ordinarios o provenientes de cualquier otro fondo especial, a los fines de deslindar responsabilidades y no afectar la administración del Banco.

ARTICULO 37. – En las operaciones y actividades de cualquier fondo especial la responsabilidad del banco estará limitada a los recursos pertenecientes al fondo especial correspondiente, que estén a disposición del banco.

ARTICULO 38. – Las cuentas y estados financieros del banco mostrarán las operaciones ordinarias y las operaciones especiales por separado.

Los gastos correspondientes a las operaciones ordinarias serán cargados a los recursos ordinarios del banco y los que correspondan directamente a operaciones especiales a los recursos de los fondos especiales, cualquier otro gasto será debitado en la forma que el banco determine.

ARTICULO 39. – La cartera vigente de operaciones especiales, relacionadas con cualquier fondo especial no podrá exceder en ningún momento el 80% de los recursos libres pertenecientes a dicho fondo especial, puestos a disposición del banco.

CAPITULO X

Disposiciones generales

ARTICULO 40. – Las relaciones del banco con el Poder Ejecutivo Nacional, como integrante del sistema bancario oficial, se mantendrán por intermedio del Banco Central de la República Argentina.

ARTICULO 41. – El banco como entidad del Estado Nacional está sometido exclusivamente a la jurisdicción Nacional. Cuando sea actor en juicio, la competencia federal será concurrente con la justicia ordinaria de las Nación y la competencia nacional federal en lo civil y lo comercial de la Capital Federal con la de la justicia nacional común.

Queda facultado a no oponer la excepción jurisdiccional cuando actúe en países extranjeros, realizando actos comerciales como persona de derecho privado.

ARTICULO 42. – Los bienes del banco, cualquiera fuera su origen o destino, incluso los adquiridos en defensa o en pago de sus créditos, sus actos propios y los de sus representantes, estarán exentos del pago de toda contribución o impuesto nacional, así como también las operaciones que efectúe el banco en la parte del impuesto que no estuviera a cargo de terceros. Asimismo dicha exención alcanzará a los bonos, otras obligaciones, certificados de participación y títulos valores en general que emita el banco, a la renta que devengaren y a la proveniente de los sistemas de captación de ahorro.

El banco concertará con las Nación y municipios las excepciones que pudieran otorgársele.

ARTICULO 43. – Estarán exentos del impuesto fiscal de sellos nacionales los documentos y contratos referentes a la constitución, otorgamiento, amortización, ampliación, renovación, inscripción o cancelación de las operaciones celebradas con el banco. El Poder Ejecutivo Nacional gestionará la adhesión de las Nación en relación a la indicada exención.

ARTICULO 44. – El presidente del banco o quien lo reemplaza absolverá por escrito posiciones en juicio no estando obligado a comparecer personalmente.

ARTICULO 45. – Salvo expresa disposición en contrario, establecida por ley no serán de aplicación al banco las normas que con alcance general hayan sido dictadas o se dicten para los organismos de la Administración pública nacional, cualquiera fuese su naturaleza jurídica, de las cuales resulten limitaciones a la capacidad o facultades que le reconoce la presente carta orgánica. Cuando el banco actúe en países extranjeros como persona de derecho privado, no le serán aplicables las disposiciones de la ley de entidades financieras ni las demás normas que se dicten en su consecuencia.